La estructura detrás de los bitcoins que viene para dar inicio a una nueva era para el mercado digital. ¿Cuál será su impacto en los medios digitales?

¿Qué son los bitcoins?

Las criptomonedas – conocidas como bitcoins – surgieron en 2008, y son monedas digitales que tienen como concepto facilitar las transacciones de bienes y servicios. Un sistema donde nadie tiene el poder para la emisión de las monedas, son sus usuarios los propios creadores de las criptomonedas. Todas las transacciones son echas de persona a persona – peer-2-peer – sin la necesidad de un intermediario, y todas con mucha seguridad gracias a la cadena de bloques, que es la base de cada criptomoneda.

¿Qué es la cadena de bloques?

La palabra más buscada en 2017 fue blockchain (en español cadena de bloques). Entender lo que es la “cadena de bloques” no es tan difícil. Es como si fuera un libro de contabilidad digital abierto a una red de computadores por el mundo. El sistema crea un registro digital de cada transacción que determinado objeto ha sufrido. Con este registro digital puede verificar las informaciones para tener la certeza que no está recibiendo ningún objeto que sea falso.

Con esa estructura, el usuario no tiene que confiar en una persona o institución para hacer determinada transacción, porque todos los usuarios de esta cadena de bloques son testigos de las acciones digitales. Para que exista alguna modificación, todos los usuarios tienen que aceptarla, ya que después de que la información está registrada en el sistema, una persona no lo podrá editar o borrar sin el permiso del grupo. Todas las operaciones son encriptadas, haciendo que sea casi imposible de hackear.

¿Qué cambia en el mercado digital?

El impacto del blockchain en el mercado digital sigue siendo especulativo, porque las ideas de cómo puede cambiar este medio suenan un poco futuristas. Pero hay conceptos que son razonables y que si pueden venir para cambiar el mercado digital.

Por ejemplo, en el área de la publicidad en internet: El motivo por el cual una página web puede escoger mostrar anuncios publicitarios proporcionados por Google, en vez de buscar otros más directos de empresas, es porque Google se presenta como una fuente de confianza. Es decir, si Google hace publicidad a una empresa, es porque probablemente dicha empresa es una institución seria, o al menos creíble, y no dañará la imagen de la página que expone el anuncio. Por tanto, en este caso Google es el intermediario entre el sitio web y la empresa publicitada, por lo cual, toma una parte de las ganancias generadas con los anuncios.

A través de “la cadena de bloques”, este proceso ocurriría de un modo distinto. El sitio web que publica los anuncios no necesitaría de Google para encontrar empresas serias o creíbles, ya que al estar dentro de este sistema cada “usuario” ya estaría validado y verificado en base a su información existente. De esta manera, las empresas y los sitios web podrían comunicarse entre sí, sin la necesidad de un intermediario como respaldo.

Otro ejemplo de cambios generados por este sistema se observa en las compras por internet: la cadena de bloques entrega mayor confianza en estas transacciones ya que es posible verificar el producto comprado desde la fábrica hasta la puerta de la casa del consumidor, lo cual evita la posibilidad de adquirir productos falsificados.